APOYO UNÁNIME A LA DIRECTORA SEPARADA DEL CENTRO COMPLEMENTARIO

APOYO UNÁNIME A LA DIRECTORA SEPARADA DEL CENTRO COMPLEMENTARIO

Compartir esta Noticia

En las últimas horas, y luego de que fuera separada preventivamente de su cargo como Directora del CEC N°801 debido al accidente que terminó con un niño de 12 años herido en una de sus manos, Vanesa Funes escribió un extenso texto en redes sociales que recibió el apoyo unánime de decenas de miembros de la comunidad en general.

ESCRIBIÓ VANESSA FUNES EN SU PERFIL DE FACEBOOK:

Cuando uno decide ser docente, coloca en su futuro un ideal. De enseñanza y de aprendizaje, de defensa se los derechos de los niños y jóvenes, de utopías de fe y esperanza ante las desigualdades sociales, de preparación para la vida.

Existen sueños que parecen que no se pueden cumplir, pero que al final con mucho esfuerzo y perseverancia, se cumplen.

Horas interminables de trabajo, dentro y fuera de las instituciones; reuniones de padres, con las instituciones y organismos intermedios, en búsqueda de propuestas innovadoras o de cuidado de los alumnos.

Día a día nos enfrentamos a realidades tan dolorosas que el que no se encuentra dentro del sistema, no entiende.

Hoy me toca dejar guardado el delantal, en una bolsa de plástico negra para no tener que verlo, ahí, archivado.

Hoy la sociedad juzga con total desconocimiento el trabajo de años. De entrega total y absoluta. De fines de semana y noches dedicadas a la labor.

Hoy el corazón se desgarra de dolor por un niño que tuvo que pasar por este momento, pero también por su familia.

Hoy me arrancan de «mi» lugar. Ese que ELEGÍ después de haber pasado por tanta cantidad de instituciones. En el cual fui docente y después decidí rendir para conformar parte de un equipo directivo que soñó con grandes cosas.

Hoy miro al CEC desde la vereda de mi casa. Ese CEC que es parte de mi familia, en el cual me llenaba de energías sentada en la salita de jardín o con los nenes más grandes, charlando de sus vidas y sus futuros. Ayudando con historia o literatura.

Hoy me quitan la posibilidad de acompañar a mis chicas, a las docentes que han comprendido la labor del Centro Educativo, que se han puesto la camiseta.

Sé que uno pasa por las instituciones y que no es imprescindible, pero hoy de ese grupo tan bello de gente, falto yo, como compañera.

Me llena el alma el apoyo de las familias y de los colegas, de gente que no me conoce demasiado pero sabe de mi entrega.

Le pido a Dios que me reconforte. Que fortalezca a la familia de D y al CEC en general, sabiendo que el proceso va a ser largo, pero que al final de la meta será solo el recuerdo de un trago amargo.

Comentarios