“CUANDO DIJERON QUE SI NO ENTREGÁBAMOS LA PLATA NOS HACÍAN BOLETA, ENTRÉ EN PÁNICO Y SE LAS DI”

“CUANDO DIJERON QUE SI NO ENTREGÁBAMOS LA PLATA NOS HACÍAN BOLETA, ENTRÉ EN PÁNICO Y SE LAS DI”

Compartir esta Noticia

Fue ayer a la madrugada cuando un micro que viajaba desde General Pico hacia “La Salada” fue interceptado por un grupo de delincuentes que robaron cerca de 3 millones de pesos a los pasajeros que se dirigían a realizar compras a la conocida feria.

En dicho transporte iban varias vecinas de América, entre ellas Natalia Mansilla, Yohana Cionofrino y Celia Ceballes, que contaron lo sucedido en el programa radial Punto y Aparte.

“Hace un par de meses empecé a viajar y a vender ropa. Ahora no sé si seguir. Íbamos todas durmiendo cuando frenó el micro, miro a la ventana y digo chocamos. Cuando me doy vuelta ya lo tenía al lado al tipo. Entraron todos con armas. Fue antes de ingresar a Capital, estábamos pasando un puente. Los ladrones eran 8” detalló Natalia Mansilla.

“Nosotros subimos acá en la ruta y fuimos por Trenque Lauquen. A mí me robaron más de 80 mil pesos, tenía la plata escondida, cuando dijeron que si no entregábamos la plata nos hacían boleta, entré en pánico y se las di. Tenía un ataque de nervios, la plata no importa” agregó Mansilla.

Por su parte Yohana Cionofrino contó “a mí no me robaron nada porque me escondí el celular atrás del pantalón y la riñonera me la pude poner en el corpiño. En ese momento empecé a orar, creo mucho en Dios, sólo me pegaron un culatazo en la nuca para que me apurara a ir al fondo del micro. Ellos buscaban el asiento 33, sabían que había medio millón de pesos, le pegaron al hombre. Apuntándolo y golpeándolo, le decían agacha la cabeza o te quemamos, fue un caos. No me robaron nada, creo mucho en Dios y me puse a rezar, decían que a la mujer que le encontraran plata escondida le volaban la cabeza, yo tenía mucha fe que a mí no me iban a tocar. Llevaba $75.000”.

Cionofrino manifestó que los delincuentes los interceptaron cerca de las 5:30 horas, en tres autos. “Pedían los celulares, decían que los iban a dejar en la cabina del micro pero no fue así. Nos liberaron en un puente. No tuve miedo de que me maten, mi compañera me decía entrega la plata que te van a matar”.

Sobre el final Celia Ceballes expuso “me robaron todo, celular, documentos y la plata. Lleva 60 mil pesos, estaba remontando y ahora perdí todo. Estaba dormida y cuando me desperté tenía al lado mío al chorro, me manoteó la riñonera. Me apuntaron con un revólver. Tengo dos hijos y sólo pensaba en ellos, de los nervios no me quedaba quieta, me pedían que agache la cabeza, me temblaba todo. Estaban con pasamontaña y uno a cara descubierta. Fueron derecho al asiento 33, a un hombre de Trenque Lauquen que estaba atrás de nosotros”.

Comentarios