“DAME TODO, A USTEDES LOS ENTREGÓ LA POLICÍA”, EL CRUDO RELATO DE UNA VECINA QUE FUE GOLPEADA FUERTEMENTE EN MEDIO DE UN ROBO

“DAME TODO, A USTEDES LOS ENTREGÓ LA POLICÍA”, EL CRUDO RELATO DE UNA VECINA QUE FUE GOLPEADA FUERTEMENTE EN MEDIO DE UN ROBO

Compartir esta Noticia

Hace casi una semana que la vecina de América Belén Kuhn vivió una situación límite mientras viajaba en micro a la feria “La Salada” para comprar ropa. El transporte en el que iba junto a otros pasajeros de América, General Pico y Trenque Lauquen, fue asaltado por un grupo de delincuentes mientras circulaban por Autopista Ricchieri.

Kuhn fue la única que terminó internada luego de recibir tres culatazos de revólver en su cabeza. Fue derivada al hospital de Ezeiza donde estuvo en observación tras sufrir convulsiones y quedar inconsciente por los golpes recibidos.

“Hace 9 años que viajo a comprar ropa, siempre con esta empresa piquense. Nunca viví algo tan violento, me habían robado un par de veces sin darme cuenta, las famosas pungas. Arriba del micro te sentís segura, siempre cuando salgo me agarra una especie de angustia, porque uno sabe que allá algo te puede pasar, pero con el transcurso del viaje se me pasa” contó Kuhn.

De tantos viajes la mujer ha entablado una relación de amistad con los choferes y hasta con los propietarios de la empresa de transporte.

“Fui despierta un rato, y luego de ver un video que me mandó mi marido de mi hija bailando, guardé el teléfono y dinero en la bandolera, que me puse debajo de un chaleco. Una vez que me relajo estoy bárbara, duermo ida y vuelta” contó Kuhn.

EL ROBO Y LOS GOLPES

“Me desperté creyendo que la chica que iba a mi lado me estaba robando, una chica que antes al verla la prejuzgué, creía que ella me había pegado el tirón. En ningún momento sentí que el micro frenara bruscamente. Cuando abro los ojos veo a un tipo encapuchado, tenía guantes de látex negros y pasamontaña. Tiró y no me podía sacarme la bandolera donde llevaba $40.000, yo tenía que sacarme el chaleco. En el segundo tirón me caigo al pasillo y me enredo con la manta que estaba tapada. Le dije dame el celular y él me dice “dame todo porque a ustedes los entregó la policía”, detalló la mujer.

Fue en ese momento que la situación se volvió aún más violenta, el delincuente le dio tres golpes con su revólver.

“Primero me pegó arriba de la frente donde me hizo el corte más grande, el otro golpe fue debajo del ojo que me hizo un coágulo adentro de la boca y el tercero en la nuca. El ladrón una vez que me pega, me levanta y me tira en mi butaca. Ellos pensaron que quise resistirme. Fernando (uno de los choferes) me agarra de los brazos y me dice vamos afuera, sentía que agua me caía de la cabeza, era sangre. Cuando salgo afuera del micro ya no tengo más registro. Me desperté en el hospital de Ezeiza cuando salía del tomógrafo” pormenorizó Kuhn que siempre pensó que le habían pegado con un martillo y no con lo que realmente fue, la culata de un revólver 22 de doble cargador.

La vecina firmó su propia alta el hospital ya que pensaba que los pasajeros del micro aún esperaban por ella, pero estos ya habían regresado hacia Pico. Eran las 14:30 del día jueves. Esa misma tarde la empresa de transporte puso a disposición un auto para traer a Kuhn hasta América que terminó llegando a nuestra ciudad en la madrugada del viernes.

EL DATO: Kuhn mencionó que recibió una gran atención en el hospital de Ezeiza y hasta personas que estaban en el centro de salud, al enterarse de lo sucedido, les acercaron dinero y comida.

Comentarios