EL EFECTO DEL CORONAVIRUS PROVOCADO EN LA EDUCACIÓN

EL EFECTO DEL CORONAVIRUS PROVOCADO EN LA EDUCACIÓN

Compartir esta Noticia

POR JOSÉ SANTOS

La pandemia del COVID-19 ataca por muchos frentes y uno de ellos es el efecto que ha provocado en la educación, debido al cambio de metodología que se tuvo que hacer respecto al dictado de clases, ya no de forma presencial en las aulas. Contado en primera persona por parte de docentes, se puede tener una mirada más cercana de esta nueva realidad que ha tocado vivir durante los días del aislamiento social preventivo y obligatorio.

Este trabajo de campo consiste en ver dos modalidades de enseñanza, haciendo referencia al espacio físico en el cual se ponen en ejercicio las distintas actividades. Uno es la asignatura de Matemática a la que se arriba a través de la experiencia vivida en el transcurso de los últimos meses, por parte de la profesora Triana Samaritán que se desempeña en la Escuela Técnica, EES N°5, Instituto América y Nuevo Surco.

Cambios en el dictado de clases

“El cambio fue muy grande, tuvimos que dejar de ver a los chicos y empezamos a comunicarnos por videoconferencias para explicar los temas, grupos de Whatsapp o Classroom, que costó mucho adaptarnos yo tuve días de llantos, de decepción, de mal humor y de no saber qué hacer. Las clases las damos por Classroom en general, subimos trabajos, la teoría, si es necesario algún video y ellos me van contestando por ahí, también corregimos. Con todo esto, tenemos que saber que hay algunos chicos que no tienen acceso a internet o una computadora en su casa. O quizás tienen una sola pero son cinco o seis hermanos por lo que a veces se complica. En general, no nos pudimos conocer o establecer un vínculo, en mi caso hay chicos que yo nunca tuve y que solo me he comunicado por estos nuevos métodos de comunicación”.

 Cumplimiento de tareas

“En mi caso que doy Matemática, cuesta normalmente y virtualmente mucho más. Hay que tener en cuenta que hay chicos que empezaron a trabajar o se han ido al campo y que todo complica para que se pongan a hacer las actividades y las entreguen. Y cuando hay chicos que no contestan y no mandan las actividades, se le comunica a las escuelas y las mismas se comunican con las familias”.

Acontecimientos que se anticipan para el cumplimiento del protocolo

“Falta todavía que lo apruebe la provincia y el municipio pero cuando se habla de la organización de los espacios, de los cursos, que no van a entrar todos juntos y sobre desinfectar, realmente es difícil poder hacer cumplir el protocolo porque ¿cómo podemos hacer para que los chicos no jueguen en el recreo?, por ejemplo. En sí tenemos la ventaja de que acá no hay casos pero yo tengo muchas ganas de volver a verlos, de dar clases de una forma normal, de ver a mis alumnos y de conocerlos. Hay días de alegría, cuando escuchamos a los chicos y nos dicen cosas lindas».

Si en este contexto se hace mención al concepto de particularidad, hay que destacar los cambios sufridos en el área de Educación Física, y nada mejor para esto que el relato de un docente”.

Impacto a la actividad física

“Para Educación Física el cambio fue terrible, ya que lo nuestro es el espacio libre, los movimientos por el cuerpo, ya sea en juego o en diferentes actividades, la parte social y el compañerismo. Hemos hecho videoconferencias o videos con los chicos, primero lo hacíamos mediante YouTube, después nos animamos a hacerlos nosotros, sacamos actividades y las hacemos siguiendo la planificación. El alumno lo hace solo o a veces lo ayuda la familia pero en ocasiones se complica porque uno está encima del chico corrigiendo errores, guiándolo para que le salga bien y para que no se golpee. En los adolescentes es más difícil porque tal vez no les gusta filmarse o si haces videoconferencia apagan la camarita”.

Respuesta de los alumnos

“En cuanto a la respuesta de los alumnos se presentan dificultades como chicos que viven en el campo y no tienen internet, por lo que deben esperar a que el papá llegue para que les preste el celular. Los chicos han respondido bien pero insisto en que no es lo mismo”.

El protocolo para la vuelta

“Con respecto al protocolo, yo estoy esperando a que en agosto se vuelva a clases. Incluso, si tengo que trabajar más horas de las que tengo no habría ningún problema pero no quiero seguir de esta manera. Cuidándonos entre todos, yo creo que lo vamos a poder hacer”.

Distintas son las asignaturas pero se llega a una misma conclusión. Quizás sea el sentimiento o la vocación de ser docente, extrañar compartir el mismo espacio y sensaciones. Sea lo que sea, se espera con cierta ansiedad el regreso a las aulas, la cual estos profesores tendrán la tarea de controlar en sus alumnos para evitar aglomeraciones, a través del seguimiento del protocolo impuesto.

 

Comentarios