“LA JUSTICIA DE DIOS ES MÁS IMPORTANTE QUE LA JUSTICIA DEL HOMBRE, DIOS SE VA A ENCARGAR QUE PAGUE POR TODO EL DAÑO QUE CAUSÓ”

“LA JUSTICIA DE DIOS ES MÁS IMPORTANTE QUE LA JUSTICIA DEL HOMBRE, DIOS SE VA A ENCARGAR QUE PAGUE POR TODO EL DAÑO QUE CAUSÓ”

Compartir esta Noticia

Con esas palabras definió sus sentimientos la madre de la menor que fue víctima del rivadaviense Humberto Omar Rodríguez quien este miércoles fue condenado a 8 años y medio de prisión de efectivo cumplimiento por el del Tribunal en lo Criminal Oral N° 1 de Trenque Lauquen en una causa que había sido caratulada  “abuso sexual con acceso carnal”.

LA HISTORIA

Todo comenzó en enero de 2016 cuando la familia de la menor radicó la denuncia. Para junio Rodríguez ya estaba con prisión preventiva e imputado por «abuso sexual con acceso carnal». Este miércoles 15 de mayo de 2019 se conoció la condena del TOC N°1 a 8 años y 6 meses de prisión de efectivo cumplimiento. 




LUEGO DE CONOCER EL FALLO DIJO…

“Los años que le den no van a reparar el daño que le hizo a mi hija y a mi familia. Se hizo Justicia de un lado. Dios se va encargar del otro, de la justicia divina, ahí él va a cumplir lo que tenga que cumplir. El daño que él causó no lo van a reparar 8, 10 o 20 años de prisión. Por lo menos no quedó todo en la nada, valió mi esfuerzo, todo lo que anduve, no es lo que esperaba, pero se hizo Justicia” expresó la mujer.

“Es muy difícil todo, lo importante es que no quedo impune como otros casos que quedan escondidos. Fui cuestionada por exponer a mi hija, aunque si hubiese tenido que patear más puertas lo habría hecho, por la salud de mi hija y por todos los niños en general que sufren abuso sexual. Ojalá esto sirva de aliento a las familias que pasan por estas situaciones. Que no callen nunca de lo que le pasa a sus hijos, que golpeen todas las puertas, no se queden quietos. Hice todo lo que tuve que hacer para descubrir lo que a mi hija le estaba pasando. Hay que observar el cambio de conductas de los chicos, por los cambios que tenía mi hija supe que le pasaba algo. Hay que involucrarse más, así no nos lamentamos después ” detalló.

“La justicia de Dios es más importante que la justicia del hombre, Dios se va a encargar, que pague todo el daño que causó” culminó.

Comentarios