LA MITAD DE LOS ARGENTINOS NO CONTROLA LA SAL, EL AZÚCAR O LA GRASA QUE CONSUME

LA MITAD DE LOS ARGENTINOS NO CONTROLA LA SAL, EL AZÚCAR O LA GRASA QUE CONSUME

Compartir esta Noticia

Casi la mitad de los argentinos no controla la sal, el azúcar o la grasa que consume, según un estudio realizado por la Fundación UADE y la consultora Voices!, que relevaron percepciones y hábitos en la población.

Pese a eso, el informe advierte que se registran mejoras en los hábitos saludables de alimentación respecto a cinco años atrás y se observa que las prácticas menos saludables se concentran mayormente en el género masculino.

En rigor, el dato más preocupante es que 43% de la población no controla la sal que ingiere en sus comidas, el 47% no controla el azúcar y el 49% la grasa.

«Si bien evitar este tipo de consumos es normalmente más necesario a medida que se avanza en edad, sin dudas la toma de conciencia temprana sobre la conveniencia de cuidarse en la ingesta de sal, azúcar y grasas permitiría que se incrementen los comportamientos preventivos que son sumamente relevantes para la salud», indicó Andrés Cuesta, secretario Académico de UADE.

El trabajo se realizó tomando como base una encuesta probabilística realizada en todo el país a 1002 personas a partir de los 16 años, con personales como instrumento de recolección de datos. 

El 83% de la población afirma que consume con frecuencia frutas y verduras, a la vez que el 73% declara preferir los alimentos frescos, orgánicos y/o poco procesados. La incorporación de las semillas en la dieta es un hábito menos común, presente solo en el 44% de los argentinos, señala el informe.

Asimismo, advierte que dos de cada diez argentinos no leen los vencimientos de los productos antes de comprarlos o consumirlos, deficiencia que es más alta entre los hombres que en las mujeres.

En tanto, más de la mitad de la población (54%) no controla su colesterol con frecuencia, afirmación que es más común entre los hombres (59%) y entre los más jóvenes (77%).

Sin embargo, la mayoría de los hábitos saludables se han afianzado a lo largo de los últimos cinco años, especialmente el consumo de productos orgánicos que asciende del 26% al 46%.

Constanza Cilley, directora Ejecutiva de Voices!, destacó que «si bien resta camino por recorrer y las principales cifras que arroja el estudio resultan preocupantes, vale la pena advertir que la sociedad avanza en la toma de conciencia e incorporación de prácticas saludables de alimentación».

En ese sentido, dijo que «vemos que ha crecido la incorporación de productos saludables ya elaborados, como los alimentos orgánicos y los alimentos bajos en calorías. Esta tendencia requiere profundizarse, sin perder de vista la necesidad de tomar conciencia en lo que respecta a los hábitos domésticos de alimentación, que también inciden directamente sobre una mejor alimentación integral, como ser la disminución del consumo de sal, grasas y azúcar, entre otras».

Mejora en los hábitos

El 73% afirmó preferir los alimentos frescos, orgánicos y/o poco procesados, guarismo que también encontró mayor número de menciones entre los habitantes de mayor edad (82% entre los mayores de 50 años contra 68% de quienes poseen entre 16 a 29 años) y los de mayor nivel socioeconómico (81% en nivel alto vs. 73% en el nivel más bajo de la escala).

Asimismo, esta afirmación también fue mayor entre los residentes de la Ciudad de Buenos Aires (80%) y entre los habitantes de mayor nivel educativo (82% de quienes cuentan con educación superior).

Finalmente, con menor número de afirmaciones, el 44% de los encuestados aseguraron incorporar semillas en su dieta siempre que pueden. A diferencia de otras, esta práctica encuentra grandes variaciones entre los distintos grupos sociodemográficos. (DIB) MCH

 

Comentarios