“LOS CHICOS DEBEN TOMAR CONCIENCIA, DEBEN ENTENDER QUE NO TIENEN QUE MOLESTAR AL RESTO DE LA POBLACIÓN, NO SE TRATA DE AGREDIR PARA SER MÁS QUE OTRO”

“LOS CHICOS DEBEN TOMAR CONCIENCIA, DEBEN ENTENDER QUE NO TIENEN QUE MOLESTAR AL RESTO DE LA POBLACIÓN, NO SE TRATA DE AGREDIR PARA SER MÁS QUE OTRO”

Compartir esta Noticia

José Soto hace 4 años que es agente de la Guardia Urbana Municipal (GUM). El pasado domingo por la tarde mientras desempeñaba su tarea fue agredido de forma brutal por un motociclista que quiso evadir un control.

En una entrevista en el programa radial Punto y Aparte Soto contó detalles sobre lo sucedido.

“Es la primera vez que recibo una agresión de esta magnitud. Cerca de las 18:15 en calle Independencia entre Sorocco y Avecilla sucedió todo, fueron segundos. Tomé servicio a las 16, hicimos una recorrida controlando utilización de medidas respecto a Covid-19 y la temática de motos. Recibimos una denuncia sobre un grupo de motos yendo para el Acceso Lito Rodríguez” comenzó diciendo.

“Cuando llegamos al lugar junto a mi compañero Abel Ustari vemos que a la altura de la Shell un grupo de 20 motos comienza a circular hacia el centro, en contra de nosotros, les damos la voz de alto pero no se detienen. A uno de los motociclistas se le detiene la moto y comienza a empujarla hacia un taller que hay a esa altura. Iba junto a una mujer que llevaba una botella en la mano, iban tomando algo” continúo el relato.

“Me acerco hasta donde estaba con la moto y cuando estaba a menos de un metro tira la moto al piso y se queda a un costado mío y no veo que hace, yo iba por el vehículo, ese vehículo no podía seguir circulando. Ahí es cuando me golpea, sentí el golpe, quedé aturdido, cuando reacciono estoy en el piso sangrando, intenté que no me siguiera pegando. Incluso viene a asistirme mi compañero y la mujer que iba en la moto le amaga a pegarle con la botella” explicó Soto que sufrió graves heridas en su ojo ya el golpe que le propinó el motociclista hizo estallar los anteojos que cotidianamente utiliza para mejorar su visión.

“Me cortó bastante, tengo aproximadamente 20 puntos en el pómulo, entre la nariz y el ojo, los parpados, me lesionó bastante. Me partió el parpado al medio, fue un sólo golpe. No pensé que iba a tener una agresión tan violenta hacia mí, con algo me golpeó pero no sé con qué. Que te dejen de esta manera por querer hacer tu trabajo, genera impotencia. Ahora está todo en manos de la Justicia, esperemos que tenga un buen fin” manifestó Soto.

“Los chicos deben tomar conciencia de una vez por todas, deben entender que no tienen que molestar al resto de la población, no se trata de agredir para ser más que otro. Hoy tenemos un problema gravísimo con el Covid y no entienden que no debe ocuparse al personal de salud y recursos en cuestiones totalmente evitables. Deben empezar a pensar como personas, se pueden lastimar o generar traumas a sus propias familias” manifestó.

“No estoy enojado realmente, si exijo respecto como el que yo tengo por los demás. Hago mi trabajo, no entiendo por qué me agrede de esta manera. Lo importante es que me recupere bien. En ningún momento hubo diálogo con esta persona, sólo se le dio la voz de alto que no respetaron” dijo Soto quien destacó la atención que recibió en el hospital.

Comentarios