MÉDICO QUE VIVIÓ EN RIVADAVIA FUE APUÑALADO EN LA PUERTA DE SU CASA DE AZUL

MÉDICO QUE VIVIÓ EN RIVADAVIA FUE APUÑALADO EN LA PUERTA DE SU CASA DE AZUL

Compartir esta Noticia

HASTA ANOCHE LA VÍCTIMA SEGUÍA INTERNADA

Cristian Quezada, que se desempeñó varios años su actividad en Rivadavia, sufrió ayer a la mañana una lesión en el pecho cuando un varón que se hizo presente en su domicilio de la ciudad de Azul lo atacó armado con un cuchillo. Por sus propios medios pudo llegar hasta el Hospital Pintos, donde se comprobó que esa herida que presentaba, al parecer, no ponía en riesgo su vida.

Que al médico que ayer fue apuñalado en la casa de Azul donde vive lo haya atacado un familiar de una paciente a la que estaba atendiendo es una de las hipótesis que manejan los investigadores que están trabajando para identificar y localizar al autor de esta agresión.

La víctima, de nacionalidad peruana y radicada desde hace varios años en Azul, se llama Cristian Quezada.

De 68 años de edad, sin que al parecer su vida corriera riesgo continuaba hasta anoche internado en el Hospital Pintos -en la Unidad de Cuidados Especiales- a causa de ese puntazo en el pecho que recibió durante este hecho, que se produjo entre las 7.30 y las 8 horas de ayer.

Esa pesquisa se está llevando adelante a través de un sumario penal que se tramita en la UFI 2, la fiscalía que en los tribunales de Azul conduce David Carballo. Y teniendo en cuenta las características que tuvo el hecho, no se descarta que el expediente sea caratulado en los próximos días como configurativo del delito de “homicidio en grado de tentativa”.

Un vocero allegado a la instrucción de esa causa señaló que será de fundamental importancia el testimonio que le pueda ser tomado al médico una vez que se recupere, ante la presunción de que con su versión de lo sucedido podría ser identificado el sujeto que lo atacó en horas de la mañana de ayer.

Un puntazo en el pecho

Cristian Quezada vive en un inmueble que está situado sobre la calle Lavalle de esta ciudad, entre Avenida Mitre y Prat.

De acuerdo con lo que se sabe hasta ahora, poco antes de la hora ocho de ayer tocaron el timbre de su domicilio y cuando fue a atender se encontró con un sujeto que tenía puesto un buzo con una capucha.

Ese varón portaba lo que sería un cuchillo, arma blanca con la que atacó al médico, al aplicarle un puntazo en el pecho, e inmediatamente después se dio a la fuga.

Herido como estaba, Quezada pudo dirigirse en su vehículo al Hospital Pintos, el centro asistencial donde le fueron efectuadas las primeras curaciones y en el que anoche continuaba internado sin que, según lo que fuera informado, su vida corriera riesgo.

Al parecer, esa lesión provocada por el atacante con el arma blanca que portaba no había afectado ninguno de sus órganos vitales; aunque estuvo localizada cerca de su corazón.

Voceros policiales ligados también a la investigación del hecho descartaron totalmente que el médico haya sido víctima de un episodio de inseguridad que podría haber estado relacionado con, por ejemplo, un intento de robo.

En ese contexto, tomó más fuerza esa otra versión ya señalada al principio de esta nota: que a Quezada lo haya atacado algún familiar de una persona a la que había estado atendiendo en el Hospital Pintos, el centro asistencial municipal donde también desempeña tareas como responsable del Servicio de Hemodinamia.

EL DATO

Teniendo en cuenta lo sucedido, desde la comuna local fue repudiado el hecho a través de una nota donde textualmente se indicó: “La Municipalidad de Azul, a través de la Secretaría de Salud y la Dirección del Hospital Municipal junto a todo el personal de Salud, repudia la agresión sufrida por el médico del nosocomio Cristian Quezada”. Y también se viralizó en redes sociales un comunicado por lo que pasó que fuera emitido de manera conjunta por la Dirección del Pintos y la Asociación de Profesionales, expresando “total repudio a la agresión sufrida hacia nuestro colega y medico de la institución, Dr. Cristian Quezada”. Además, se informó que a causa de lo sucedido se decidieron suspender en el Pintos las visitas a los pacientes. También, que sólo se brindarán informes médicos por vía telefónica y que fue totalmente restringida “la circulación dentro del nosocomio de personas ajenas al mismo”. Todas esas medidas, se indicó en ese comunicado dado a conocer de manera conjunta desde la Dirección del centro asistencial municipal y la Asociación de Profesionales, “se mantendrán en vigencia hasta que esta situación gravísima logre aclararse”. FUENTE DIARIO EL TIEMPO/FOTO NACHO CORREA

Comentarios