NO QUIERO LA CORRUPCIÓN KIRCHNERISTA, PERO TAMPOCO QUIERO EL AJUSTE Y LA POLÍTICA NEOLIBERAL MACRISTA

NO QUIERO LA CORRUPCIÓN KIRCHNERISTA, PERO TAMPOCO QUIERO EL AJUSTE Y LA POLÍTICA NEOLIBERAL MACRISTA

Compartir esta Noticia

 

La verdad, debo reconocer que con el gobierno kirchnerista los pobres estaban mejor.

Aborrezco la corrupción y estoy convencido de que “el fin no justifica los medios”. Pero era un gobierno que los asistía y los protegía. Hoy, todo lo contrario.

Lamentablemente este gobierno no ha tomado una sola medida en favor de los más necesitados, de los trabajadores y de la clase media argentina. Es más, parece que estuviera haciendo todo lo contrario. Todo favorece a un mismo sector; y los pobres y los trabajadores siguen sufriendo.

Ya sé, me van a decir que todo es en pos de un futuro mejor, que así no se podía seguir, y que por eso se pide que se haga un esfuerzo mayor. Que ya van a venir los tiempos de bonanza, y bla, bla, bla. Pero parece que este gobierno, el esfuerzo se lo pide siempre a los mismos sectores de nuestra sociedad. Y esto no es justo.

Al contrario. El gobierno tendría que tomar las medidas necesarias para que el esfuerzo lo hagan los sectores más pudientes, en beneficio de los más pobres. Y ahí sí, se avizora un dejo de justicia.

El mismo discurso lo tenemos a nivel local. Esperando tiempos de bonanza y hablando de que la pobreza es “estructural”, se descuida y no se asiste, desde mi punto de vista, de manera eficiente, a los más necesitados. Tenemos que tender a las dos cosas. Mirar y trabajar para el futuro, pero también atender a nuestros hermanos que tienen necesidades urgentes, “ya”, que no pueden esperar más.

No quiero la corrupción kirchnerista, pero tampoco quiero el ajuste y la política neoliberal macrista. ¿Por qué siempre tendremos que andar por esos extremos? ¿Por qué no aprendemos de nuestra historia reciente para no repetir siempre los mismos errores? ¿No podremos tener un gobierno con justicia social y sin corrupción?

Yo creo que sí. Hay un ancho camino entre esos dos extremos. El que queremos transitar la gran mayoría del pueblo argentino. Ojalá lo podamos hacer juntos y en paz.
Por el bien de todos, pero por sobre toda las cosas, por el bien de los más necesitados.

Porque como dice una hermosa canción: “no es posible morirse de hambre en la patria bendita del pan, la propuesta será compartir”.

Néstor Policano, Concejal
Frente Renovador de Rivadavia

Comentarios