“NOSOTROS NOS VESTIMOS DE GALA, DE BLANCO, SI NOSOTROS NOS CUIDAMOS, VOS TAMBIÉN TE PODÉS CUIDAR”

“NOSOTROS NOS VESTIMOS DE GALA, DE BLANCO, SI NOSOTROS NOS CUIDAMOS, VOS TAMBIÉN TE PODÉS CUIDAR”

Compartir esta Noticia

Natalia Coronel es una enfermera profesional de nuestra ciudad que desde marzo del 2020, cuando comenzó la pandemia por COVID-19 en nuestro país, desarrolla una tarea fundamental que con el correr de los meses fue tomando mayor complejidad. En una entrevista en el programa radial Punto y Aparte contó la actividad que realiza cada día de la semana y dejó un claro mensaje para la comunidad respecto a la importancia del cuidado para que el Distrito n vuelva a Fase 1.

Desde hace meses Coronel tiene una marcada rutina de trabajo que no solamente la exige, sino que también la expone constantemente estando en la primera línea de batalla contra el coronavirus.

Todas las mañana de 6 a 14 trabaja en sala covid de aislamiento del Hospital y luego, con un corto paso por su casa para descansar, a las 17:30 horas comienza a visitar 26 viviendas donde hay vecinos que se encuentran aislados por ser positivos de COVID-19, ya sea por haber sido sometidos a un test o por ser considerados positivos por criterio epidemiológico.

En marzo de 2020 Coronel comenzó a visitar y a controlar a las personas que llegaban de viaje a nuestra ciudad. Después, con la confirmación de los primeros casos de coronavirus, comenzó con la tarea que hasta hoy en día desarrolla con un gran compromiso.

“Desde que empezó la pandemia veo muy poco a mis nietas, a mis padres no los veo mucho. Yo hice un juramento ante Dios y la medicina, tengo que ir donde me requiere un paciente, a mis hijos les costó entenderlo, pero claramente ahora me apoyan y acompañan” contó la enfermera.

Cada tarde Coronel se viste de “gala”, como ella mismo lo señaló, con una gran cantidad de medidas de protección que van desde doble par de guantes hasta barbijos y antiparras, y se sube a un vehículo municipal para comenzar la recorrida que se extiende hasta bien entrada la noche. Puede acompañarla un chofer municipal, su marido, alguno de sus hijos o si no hay nadie disponible, lo hace sola.

“Por el momento puedo ir a verlos a todos, 26 casas por día voy a visitar. Charlo con la gente, la gente te necesita, llora, esperan la visita de la enfermera” cuenta Coronel que es la encargada de confirmada los altas y que luego de cada recorrida, llega a su casa y junto a su marido siga trabajando con el papeleo que su actividad requiere.

“No entro en las casas, por suerte la gente siempre está bien predispuesta. Hay gente que ha estado aislada un mes. Lo más importante es controlar la oxigenación, cuando baja a 89, 90, 91 deben ser evaluados en guardia” expresó.

SU MENSAJE

“Es feo que tengamos pacientes en aislamiento en el hospital, acá sólo nos ven a nosotros. Tratemos de tomar conciencia, sé que la gente está cansada, pero no cuesta nada usar el barbijo, nosotros lo usamos las 24 hs. del día, estamos cansados emocional y psicológicamente. Es una pandemia que si no nos cuidamos no va a frenar. Tengo muchas ganas de estar reunida con mi familia, en las fiestas sólo pasé un rato. El 31 no pude pasarlo con mis padres ni con mis hermanos. Tengo familia de riesgo, tenemos que cuidarlos, vivimos más en el hospital que en nuestra casa” indicó.

“Pensábamos que América no iba a llegar y llegó, dejemos de mirar que hace el vecino, preocupémonos por qué hacemos nosotros. Pensábamos que nunca nos íbamos a contagiar ni nosotros ni los médicos, que lo veíamos por la tele. Nos teníamos que preparar para cuando la ola viniera y acá estamos al pie del cañón, todos unidos. Estábamos esperando la vacuna con los brazos abiertos porque nos estábamos empezando a enfermar, ya me vacuné y sólo tuve un poquito de cansancio” explicó.

EL DATO: Coronel pidió que cuando la gente tenga síntomas sospechosos no vayan a la guardia sino a los dispensarios de Posvía (adultos) o de Barrio Norte (niños).

AGRADECIMIENTO

“Quiero agradecer a mi esposo que me banca en todo, no tengo palabras, a mis dos hijos, a mis nietas, a mis nueras, a mis viejos, a mis suegros, a mis hermanos, a mis primas, agradecerle a toda la maravillosa familia que me cuida. A Ana Morales, a Aldo Vergara y al Intendente que confiaron en mí, a todas mis compañeras, a la gente de limpieza. Amo lo que hago, sé que mi familia me entiende, cuando esto pase mi familia me va a tener 100%. También a Dios que me cuidó en este tiempo, soy muy creyente”

PEDIDO A LA COMUNIDAD

“No abarroten la guardia, vayan a los dispensarios. No cuesta nada ponerse el barbijo, nosotros lo tenemos las 24 hs. puesto, evita el covid, lávense las manos, no digan me cansa, me ahoga. Nosotros nos marcamos la cara, nos lastima. Cuidemos a los adultos mayores, a los niños, entre nosotros. Nosotros nos vestimos de gala, de blanco, si nosotros nos cuidamos, vos también te podés cuidar. Quiero disfrutar de mis nietas y no puedo, si no queremos volver a Fase 1 cuidémonos entre nosotros, depende de cada uno tomar conciencia y responsabilidad” culminó.

Comentarios

  • https://audiohd.sonidosenlared.com/proxy/971?mp=/stream2/;
  • Fm Radiorama 97.1