¿POR QUÉ ES IMPORTANTE CONSUMIR GRASA?

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE CONSUMIR GRASA?

Compartir esta Noticia

Por Lic. en Nutrición Patricia Vitale – Matrícula 7400 – IG @nutrisalud.america

¿Qué tan importantes son las grasas para nuestro cuerpo? ¿Existen lípidos saludables? ¿Qué tan malas son las grasas o lípidos que consumimos?

Todas estas preguntas nos hacemos a diario cada vez que nos encontramos en nuestra mesa, al momento del almuerzo o la cena, con una porción de carne roja o alguna comida frita en nuestro plato.

Los lípidos son un grupo heterogéneo de compuestos orgánicos. Dentro de ellos se encuentran las grasas, que se dividen en saturadas e insaturadas. Su estructura química varía y sus propiedades y funciones también dependiendo de los ácidos que contengan.

Ahora bien, los lípidos son componentes importantes de nuestra alimentación, como también de nuestro cuerpo.

● Son la fuente de energía más concentrada, pueden acumularse y ser utilizados como material de reserva en las células adiposas.
● Transportan muchas vitaminas ( A,D,E,K)
● Aporta ácidos grasos esenciales, se llaman así porque nuestro organismo por sí solo no los puede sintetizar.
● El colesterol es precursor de compuestos de gran importancia biológica, como hormonas sexuales o suprarrenales, forma parte de las membranas biológicas y la vitamina D que interviene en la regulación del metabolismo de calcio.

Hasta el momento podríamos decir entonces que los lípidos son importante e indispensable para nuestro cuerpo, esto es así, solo es que tenemos que saber elegir qué tipos de lípidos son los necesarios para nuestro organismo, así surge una clasificación.

▪ Grasa saturadas: se encuentran en grandes cantidades en los alimentos de origen animal, que también tienen colesterol: manteca, crema, quesos enteros, vísceras, achuras, embutidos, cortes de carne (que tengan grasa visible y aquellos más cercanos al hueso).
▪ Grasas insaturadas : estos se hallan en los aceites vegetales y las frutas secas
▪ Grasas poliinsaturadas: se encuentra en alimentos como el aceite de maíz, soja y los pescados.

Los últimos dos tipo de grasas son aquellos que debemos consumir a diario, en el caso de los aceites no deben ser sometidos al calor, ya que el mismo los transforma en grasa saturadas.

En muchos casos hemos sido expuestos a informaciones incompletas y erróneas que nos llevaron a suprimir indiscriminadamente las grasas en la alimentación, sin considerar su importancia. En la Argentina estudios recientes han demostrado una disminución notoria en el consumo de aceites que contienen ácidos grasos esenciales.

Por otro lado, han aumentado la variedad, la oferta y el consumo de otros alimentos como galletitas, amasados de pastelería, productos de copetín que tienen mucha cantidad de grasas saturadas.

El consumo diario de grasas saturadas está estrechamente relacionada con las enfermedades del corazón y las cerebrovasculares, por eso si las vamos a consumir tendríamos que hacerlo solo una o dos veces a semana, siempre y cuando no estén contraindicadas por el Médico o la Lic. En Nutrición, acompañadas con guarniciones que contengan verduras de hoja, ya que estas disminuyen la absorción en el Intestino de las mismas.

 

Comentarios