PRODUCTOR DE RIVADAVIA NO QUERÍA VENDER SUS VACAS LECHERAS, PERO LO HIZO PARA PODER PAGAR $500.000

PRODUCTOR DE RIVADAVIA NO QUERÍA VENDER SUS VACAS LECHERAS, PERO LO HIZO PARA PODER PAGAR $500.000

Comparta Esta Noticia:

Marcos Capelo ayer solo sentía desolación. Infinita. Acababa de cargar 18 vacas lecheras, 17 de ellas en plena producción, para que un camión se las llevara rumbo al Mercado de Liniers para su venta. Efectivamente, hoy se subastaron.

Productor del partido de Rivadavia, en el oeste bonaerense, Capelo tiene 300 vacas en ordeñe en un tambo que maneja sobre 250 hectáreas, todas con la modalidad de alquiler. Una carga pesada.

En medio de la crisis por la que atraviesan los tambos, con precios que no cubren los costos de producción, este productor tuvo que realizar esa venta forzada para poder pagar una cuenta.

“Esa venta es para pagar el silo de avena porque no me alcanzó el silo de maíz para alimentar por la última seca”, señaló.

En rigor, Capelo tendrá que pagarle $500.000 a un contratista que irá a confeccionarle ese silo de avena porque, como señaló, el alimento que tenía es ahora insuficiente.

Capelo cobró en el último mes por su producción, que entrega a La Serenísima, $7,95 el litro. Pero en su caso, según explicó, su costo por litro producido se eleva a $9,70. Es decir, no le alcanza y ahora tuvo que vender esas vacas para poder cubrir parte del silo de avena.

“En otro momento, con otras condiciones, no las hubiera vendido. De las 18 vacas, 17 están en producción con 28 litros diarios”, remarcó, en referencia al buen nivel de producción.

Capelo dijo que le resulta difícil soportar una situación que se hace cada vez más cuesta arriba. Por eso, advierte que para febrero próximo podría terminar vendiendo la mitad del rodeo si no hay un cambio para la lechería. ¿Por qué febrero? Porque es el momento donde tendría que volver a confeccionar silo, en este caso de maíz, para la alimentación el próximo año.

“Para un silo tendría que invertir $15.000 por hectárea, sin saber cómo va a seguir (la situación de la lechería), pero si le pago a un cosechero (contratista de cosecha) $3000 por hectárea para tener grano en ese maíz, ahí puedo sacar $40.000 (considerando el valor del cereal)”, señaló.

Por ello, Capelo subrayó: “Si esto no cambia, para febrero saco la mitad de las vacas (del rodeo)”.

Ayer, este productor publicó en Twitter un mensaje contando la venta de sus vacas.

 

Hace quince días, los tamberos se movilizaron frente a las plantas de La Serenísima en Trenque Lauquen y en General Rodríguez para mostrar el descontento del sector. Además, enviaron 300 vacas lecheras para su venta en el Mercado de Liniers.

Algunas voces no descartan una nueva protesta. En tanto, según datos oficiales, en septiembre pasado el precio a los tamberos mejoró 7% y se ubicó en un promedio de $7,92 el litro. Anualizada, la recuperación ronda el 41%.

De todos modos, según los productores todavía no encontraron el punto de equilibrio. Cuando fue la protesta en Trenque Lauquen y en General Rodríguez, las empresas del Centro de la Industria Lechera (CIL) expresaron que entendían la situación de los tamberos y dijeron que estaban haciendo un esfuerzo pagando más de lo que podían.

El Gobierno viene apostando a la mejora de las exportaciones para que esto llegue a los precios. Las ventas al exterior ya tienen una suba del 24 por ciento.

Por: Fernando Bertello

FUENTE: LA NACIÓN

Recomendados para Usted

Comentarios