¿QUÉ ALIMENTOS CONSUMIMOS DURANTE LAS VACACIONES?

¿QUÉ ALIMENTOS CONSUMIMOS DURANTE LAS VACACIONES?

Compartir esta Noticia

Por Lic. en Nutrición Patricia Vitale – Matrícula 7400 – IG @nutrisalud.america
Durante el verano, con las altas temperaturas, aumentan las probabilidades de padecer algunas enfermedades. Especialmente los bebés, niños, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas son más propensos a sufrir cuadros de intoxicación o deshidratación.

Además, la alimentación es un elemento clave que condiciona nuestro rendimiento y la manera en que nos sentimos a diario.

En esta época del año quemamos menos calorías dado que nos exponemos a mayor temperatura. Por eso, te recomendamos llevar una dieta menos calórica, más fresca y liviana.

En este contexto, conviene aplicar ciertas pautas para evitar retroceder durante el período estival los pasos logrados durante el resto del año.

1. Comer más verduras y frutas
Las verduras contienen mucha agua, vitaminas y minerales esenciales para mantener nuestra salud a raya. Además, contienen fibra para mantener el intestino sano y ayudan a que los sistemas de nuestro cuerpo funcionen con mayor eficacia.

Por eso si vas a la playa, o vas a pasar un día de pileta, podés armarte un envase con tapa con varias frutas, ya lavadas, listas para consumir.

Las frutas hidratan y además aportan muchas vitaminas, minerales y antioxidantes, fundamentales para proteger nuestra piel de la exposición solar.

2. Espaciar las comidas
Lo ideal son cinco comidas al día y ligeras. Un buen desayuno, alguna pieza de fruta a media mañana, una comida liviana, una merienda de fruta y una cena también liviana son fundamentales para mantener un buen estado físico .

3. Beber mucha agua
Asegúrate de beber como mínimo 2 litros de agua durante el día en verano, por el calor y porque, seguramente, hacemos más ejercicio y es muy necesario seguir unas pautas de hidratación. El agua puede eliminar las toxinas y estimular el proceso digestivo.

4. Elimina el azúcar de tu dieta
El mayor enemigo de tu dieta es el azúcar, los azúcares procesados pueden ser extremadamente dañinos para nuestro cuerpo y para el proceso de digestión en general. Las alternativas naturales como la miel, son más saludables.

5. No te saltes las comidas
Saltarse las comidas durante el día puede provocar que más tarde comas en exceso. Es importante desayunar para no consumir muchas calorías durante el día. Los alimentos ricos en fibra son altos en volumen y satisfacen el hambre, pero tienen menos calorías.

6. Come porciones pequeñas
Un error común es comer grandes porciones de alimentos. Es importante incluir alimentos ricos en nutrientes en tu dieta, pero también recuerda que estos alimentos también tienen calorías y deben consumirse con moderación.

7. Sigue en movimiento
Mantente siempre activo es esencial. Caminar por la orilla del mar, pasear por la montaña… hay muchos ejercicios que pueden ayudarnos a bajar la comida y mantenernos en forma. Sal a caminar y aprovecha para ponerte al día con los miembros de la familia o jugar a la pelota o jugar al baloncesto con los niños.

Comentarios