¿SE PUEDE SUBESTIMAR TANTO A LOS JÓVENES? ¿PIENSAN QUE SON PIOLAS PORQUE LES DICEN ESAS COSAS?

¿SE PUEDE SUBESTIMAR TANTO A LOS JÓVENES? ¿PIENSAN QUE SON PIOLAS PORQUE LES DICEN ESAS COSAS?

Compartir esta Noticia

POR EMILIA DE LA IGLESIA

«Si vas a tomar veneno de ratas…anda de a poquito…fijate qué efectos tiene en tu cuerpo».

«Si vas a golpear a tu mujer…anda de a poco…»

«Si te vas a dinamitar con una granada, fijate que no haya demasiada gente a tu alrededor…busca la granada que tiene menores daños colaterales en el mercado»

Brutal comparación…no? Asumir que el mal está entre nosotros y que vamos a «reducir daños» es como decir que ya existen los femicidas en el país y que es preferible que golpeen poco a la mujer.

¿Se puede subestimar tanto a los jóvenes? Piensan que son piolas porque les dicen esas cosas?
Los y las jóvenes, adultos y todo ser humano busca coherencia en este mundo tan incoherente. Encontrar ejemplos de vida, soñar proyectos de futuro, saber que educación de calidad, tierra, techo y trabajo no es una utopía sino una realidad colectiva.

Esta narcocultura que se impone y fomenta desde lo más alto del poder del Estado, del mercado, de ciertos medios de comunicación y de muchos políticos que se llaman «progres»… supera la ficción…

Con 80 jóvenes de 5 localidades hacemos una obra «De esto sí se habla» para hablar sobre la problemática de las drogas y las adicciones y recorrimos muchos lugares con la obra.

Si hubiésemos representado la escena de los folletos de Morón y el discurso del intendente Ghi, todos hubieran dicho que exagerábamos…

Me pregunto…los políticos tan avanzados y progresistas…que nos ven como dinosaurios a los que seguimos sosteniendo el NO A LAS DROGAS…Por qué no generan políticas de Acceso a la Tierra para los jóvenes que viven hacinados, mientras los negocios inmobiliarios avanzan?

Intuyo que es porque es más fácil hacer la campaña careta para que su misma clase social que consume drogas legales e ilegales diga «mirá qué piola Ghi…» y que cientos de miles de jóvenes sigan anestesiados, dormidos y no despiertos, en vez de luchar por una sociedad más justa, sin endeudamientos eternos que nos restan derechos y soberanía.

Intendente Ghi renuncie, porque encima no se arrepiente, sino que sigue afirmando esa postura berreta de «reducción de daños»…usted no entiende la tristeza y el dolor de tantas familias atravesadas por el flagelo de las drogas.

Usted es parte del problema, porque ya forma parte de la Narcoestructura que avanza sin control.

Comentarios