«WUGATE»: PSICOSIS, PARANOIA Y CONSPIRACIONES EN MEDIO DE LA PANDEMIA

«WUGATE»: PSICOSIS, PARANOIA Y CONSPIRACIONES EN MEDIO DE LA PANDEMIA

Compartir esta Noticia
Mucha gente repite que el coronavirus fue inventado en un laboratorio financiado por Bill Gates. Nanochips, el 5G y el supuesto gobierno mundial, otros componentes de la ecuación secreta.

“El 19 de octubre de 2019, el Dr. Zhengli Shi tomó un autobús desde el Instituto de Tecnología de Wuhan hasta el laboratorio P4, aproximadamente 16 millas. Se detuvo una vez a la mitad de su viaje, abrió su maleta y colocó un bloque de hielo seco contaminado cerca de una salida de aire en el mercado de pescado en cuestión. Este mercado en particular fue elegido porque se encuentra en el mismo edificio que el centro de la red ferroviaria de alta velocidad más grande del mundo, y porque no estaba fuera de su ruta regular de viaje. El evento fue capturado en CCTV”.

El párrafo anterior podía ser el comienzo de una novela de suspenso que imagine cómo habría comenzado la diseminación del coronavirus. Pero se trata de un supuesto correo electrónico filtrado luego de que un grupo anónimo de hackers pusiera en línea unas 25.000 direcciones y contraseñas de email de personal de la OMS, la Fundación Gates y otros grupos que trabajan para combatir la pandemia de Covid-19. La filtración, que ya se ha comenzado a llamar “WuGate”, mezcla de Wuhan y Watergate, tuvo una gran repercusión en Twitter, donde “Bill Gates” permanece como tendencia desde la noche del 21 de abril. Ahí aparece el mensaje antes mencionado, y muchos más del mismo estilo.

Según The Washington Post, “las listas de correos electrónicos y contraseñas, cuyo origen no está claro, parecen haber sido publicadas primero en 4chan, un tablón de mensajes conocido por sus comentarios políticos odiosos y extremistas, y más tarde en Pastebin, un sitio de almacenamiento de texto, en Twitter y en los canales de extrema derecha de Telegram, una aplicación de mensajería. ‘Los neonazis y los supremacistas blancos sacaron provecho de las listas y las publicaron de forma agresiva en todos sus sitios’, dijo Rita Katz, directora ejecutiva de SITE, un grupo de inteligencia que vigila el extremismo en línea”. “Usando esos datos -continúa Katz- los extremistas de extrema derecha estaban llamando a una campaña de acoso mientras compartían teorías de conspiración sobre la pandemia del coronavirus”.

Aquella charla TED

Casualmente, hace menos de una semana la Fundación Bill y Melinda Gates lanzó una serie de medidas ampliadas que incluyen 150 millones de dólares adicionales para combatir la pandemia de Covid-19 a nivel mundial. Sin embargo, las teorías conspirativas sobre el coronavirus ponen al apellido Gates en un lugar de privilegio.

El fundador de Microsoft habló en 2015 sobre la necesidad de prepararse ante una posible pandemia. La charla en TED ha sido reproducida más de 25 millones de veces en YouTube. Conspiracionistas aseguran que esto prueba que él sabía del Covid-19. A ellos se les han juntado los grupos que se oponen a las vacunas y seguidores de Donald Trump en la extrema derecha, principalmente motivados por las críticas de Gates a la reacción del presidente estadounidense.

De acuerdo a estos grupos, Bill Gates quiere controlar la administración de vacunas para, a través de ellas, instalar microchips en los cuerpos para dominar a las personas. Un caso reciente de estas ideas que tomó estado público fueron las declaraciones del tenista ruso y ex número 1 del mundo, Marat Safin. En una conversación por la red social Instagram con el diario deportivo Sports.ru, Safin dijo que se está “preparando” a la gente “para la implantación de chips”. “En 2015, Bill Gates dijo que tendremos una epidemia, luego una pandemia y que nuestro próximo enemigo era un virus, no una guerra nuclear”, señaló el extenista. Safin señaló que no cree que Gates sea un “adivinador”. “Simplemente lo sabía y todos se estaban preparando”, dijo Safin, al asegurar que en el Foro Económico Mundial de Davos se efectuaron “simulaciones dos semanas antes de que se conociera el virus en el mundo”. “Entonces el 5G ¿por qué comienza? Luego se introducirán los nanochips. Todo va a eso. Mira lo que está pasando a tu alrededor. La gente está en pánico, todo está como debería”, añadió.

Las 50 torres en RU

Ahí entró otra pata de la teoría de la conspiración: el 5G. Se trata de las redes móviles de alta velocidad que reemplazarán al ya obsoleto estándar 3G y al actual 4G. Desde que se empezaron a testear las conexiones 5G aparecieron voces que afirmaban que sus radiaciones afectaban a los seres vivos; lo cierto es que el único problema documentado fue una serie de interferencias con bandas de satélites meteorológicos. Pero ahora las denuncias escalaron y se pretende que las redes 5G ayudan a la expansión del coronavirus. De hecho, solo en el Reino Unido fueron derribadas 50 torres de 5G en las últimas semanas, y el ministro Michael Gove tuvo que salir a hablar públicamente afirmando que esta teoría es un “sinsentido peligroso, la peor clase de noticias falsas”. Esto también ocurrió en otras partes del mundo. La pregunta que cabe hacerse es, en todo caso, por qué el coronavirus se expandió también en países donde no existen las redes 5G, como Brasil.

La gran mayoría de los que difunden estas ideas son anónimos y gente común en Twitter, Facebook y WhatsApp. Pero también hay famosos, como el mencionado Marat Safin, que creen en la realidad de estas conspiraciones. Otra persona de renombre es el actor Woody Harrelson, que ha asegurado que el 5G está relacionado con el coronavirus en dos posts de Instagram. Aquí en Argentina, la doctora Chinda Brandolino (platense, homeópata, legista, forense, presidenta de la ONG Pro-Familia y Acción por la Vida) aparece en muchos videos de YouTube afirmando que el coronavirus aparece por consecuencia del “gobierno mundial digitado por la reina de Inglaterra y su esposo, junto a millonarios como Rockefeller, sucedido por Soros, y Bill Gates. Son socios en la creación y promoción y supuesta curación de la pandemia, que por supuesto es falsa”. La doctora es una persona de renombre, que ha dado conferencias en la sede de La Plata de la UCA, y no una conspiracionista desconocida.

Mientras todas estas hipótesis son negadas una y otra vez por científicos, políticos y especialistas, continúan esparciéndose a un ritmo superior al de la misma pandemia: una búsqueda en Google de “covid 19 conspiracy” arroja má de 100 millones de resultados. “El caos de la conspiración total es un agujero negro que todo lo devora”, confesó una vez el especialista en temas extraños Iker Jiménez a El Mundo. Es que parece ser más atractivo para muchos un mundo en el que las cosas tienen motivos aunque sean ocultos, que uno donde opera el azar. (DIB) MGM

Comentarios